l

martes, 31 de julio de 2012

"El fútbol me salvó la vida"

/ -->


Brian Flores, autor del empate contra All Boys, perdió a cuatro hermanos pero encontró su refugio en la pelota. "Hay que seguir", dice








En la canchita de Ciudad Evita en la que empezó... Muchos se creen que si perdés un partido se termina todo. Seguro que no vivieron lo que me pasó a mí". De hablar pausado y sin levantar la voz, Brian Flores se anima a contar por primera vez la historia de su vida. El no tuvo una infancia feliz, de esas que todo fue color de rosa. Desde chiquito le tocó bailar con la más fea. Nacido en un barrio marginal como la villa Puerta de Hierro, de Ciudad Evita, el defensor de Boca tuvo que lidiar desde pequeño con las vicisitudes que eso trae aparejado. Incluso la pérdida de familiares. "Tuve la desgracia de perder cuatro hermanos. A uno no lo pude conocer, a otro lo conocí más o menos y a los otros dos sí tuve la oportunidad de estar con ellos. El barrio es jodido y nosotros lo pagamos caro. Es un golpe muy duro que te da la vida pero hay que seguir. No queda otra", cuenta, sereno, Brian. Así, la familia que mamá Beatriz y papá Miguel Angel había construido se derrumbó. De los ocho hermanos quedaron cuatro y Brian pasó a ser el único varón. "No es fácil. Pero nos fuimos dando contención entre todos. Lo má duro fue el año pasado cuando falleció mi cuarto hermano", admite. -¿Y cómo estás ahora? -El fútbol es una forma de distraerme para no pensar en los problemas que tuve. En las prácticas y los partidos soy muy feliz. -¿Y tu mamá? -Está contenta con lo que estoy haciendo yo. Pero es verdad que si yo no jugara en Boca tampoco podría salir adelante con la pérdida de cuatro hijos. -Como que enfocó todo en ayudarte a vos. -Claro. Toda mi familia está apoyándome porque fueron momentos muy duros los que pasamos. Por suerte vamos saliendo. -Imagino que en el club te apoyaron también. -Sí, todos. Los coordinadores, los preparadores físicos y los técnicos me apoyaron mucho, sobre todo el año pasado cuando murió mi cuarto hermano. La verdad que les quiero agradecer porque no pensé que me iban a apoyar tanto. -Eso te sirve para no bajar los brazos, ¿no? -Sí, seguro. Me ayudó bastante para seguir porque en un momento hasta analicé la chance de dejar todo. -¿Te pusiste a pensar qué hubiera sido de tu vida si no jugaras al fútbol? -La verdad, si no fuera jugador de fútbol no sé qué haría. Desde los seis años que vengo jugando y no sé hacer otra cosa. El fútbol me salvó la vida. Pese a todo lo que le tocó pasar, Brian y su familia siguen viviendo en Puerta de Hierro. Su actual representante, Marcelo Simonián, está tratando de conseguirle un lugar donde ir. "Marcelo se preocupa mucho por mí", dice el pibe de 18 años. "Es difícil estar jugando al fútbol y vivir en un barrio medio complicado como el que vivo yo. Pero...". -¿Cuando salís de tu casa tenés que tomar alguna precaución? -No, ya no. Ahora soy medio conocido. Pero sí tengo que tener cuidado cuando salgo a la mañana con la gente de afuera. -Claro, ahora te conocen y saben quién sos. -La gente me cuida mucho. Saben que estoy en Boca y por eso tratan de ayudarme. Me tienen mucho afecto en el barrio. -¿Y cómo ves el futuro? -No pensé llegar tan lejos, más por el ambiente en el que estoy viviendo. Pero cuando entré a Novena me rompí el culo para poder progresar. Me acuerdo de que me senté con mi mamá y le dije que me iba a meter de lleno en el fútbol. Fueron pasando los años, los técnicos me hablaron mucho y ahora estoy acá, jugando en Quinta. Ojalá pueda meterme en el plantel de Reserva. -Imagino que debes tener sueños en el fútbol como todos los chicos... -Y, sería hermoso jugar en la Bombonera llena. Pero de a poquito, no me tengo que apurar. Yo me voy a matar por llegar a jugar en Primera. -Veo que no vas a aflojar así nomás. -De ninguna manera voy a aflojar. Si no aflojé con lo que me pasó, menos lo voy a hacer ahora. Le voy a dar duro para adelante. me-salvo-la-vida/51">El fútbol me salvó la vida

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada